ANPE AFÍLIATE DESCUENTOS PARA AFILIADOS CURSOS CONTACTO SEDES
1. ¡¡NO A LOS RECORTES!! 2. ¡¡HEMOS LOGRADO LA JORNADA CONTINUA!!
         
VENTAJAS DE ESTAR AFILIADO A ANPE

NIF (Ej: 00000000A):


Password:


He olvidado la contraseña o es mi primer acceso
ACTUALIZA TUS      	DATOS PARA ESTAR INFORMADO

ANPE ALICANTE

Tel: 965 208 904
Fax: 965 206 880
Horario JULIO:
Horario mañanas:
10:00 - 13:00 de Lunes a Viernes
Horario tardes:
17:00 - 19:00 de Lunes a Jueves


ANPE VALENCIA

Tel: 963 525 294
Fax: 963 528 680
Horario mañanas:
10:00 - 13:00 de Lunes a Viernes
Horario tardes:
17:00 - 19:30 de Lunes a Jueves

-->



ANPE CASTELLÓN

Tel: 964 250 058
Fax: 964 205 198
Horario mañanas:
10:00 - 13:00 de Lunes a Viernes
Horario tardes:
17:00 - 19:00 de Martes y Jueves



Visitas totales 2911696

Visitas hoy Conectados 1248 66
Funcionarios en Prácticas      Castellano Valencià
La Mala Educación, artículo firmado por José David Busquier Corbí, presidente del AMPA de un centro piloto
Publicada 18-03-2015

La Mala Educación.       

Quizás se recordará  este título por referir con él a una película de Almodóvar estrenada en el año 2004. Pero no, no es de cine de lo que queremos hablar en este instante, aunque este panorama sí es parecido al de una película, pero de ciencia ficción, o peor a una “peli de Berlanga”, de aquellas que narraba la España más profunda y perdida de nuestros abuelos.

En fin, baste ver cualquiera de los diarios en papel o en formato digital para desayunarnos con una noticia que pone a padres y profesores con los pelos de punta. Nuestra Conselleria se despacha con un comunicado de prensa, (como siempre su “Diario Oficial” en la Comunidad Valenciana), que afirma que “rechaza la jornada continua por ser antipedagógica”. ¿Alguien podría explicar esto en castellano?. Claro que sí, en el más perfecto de los castellanos, e incluso en castellano antiguo, porque nuestro baluarte de política educativa, nuestro faro guía que aboga por la formación de nuestros futuribles, aquella administración que con sus reformas, estatales y autonómicas ha convertido las aulas en enjambres de niños, hacinados en ocasiones; que ha cerrado centros completos; que ha suprimido líneas; eliminado profesorado; suspendido becas de comedor, transporte y material escolar; aquella que tiene escuelas infantiles en barracones desde hace más de 8 años, esta misma administración se vuelca hoy de nuevo, en un alarde más de “humildad”, de esta que le caracteriza, en hundir a los centros que funcionan desde hace dos años con la jornada continua tras la petición y aprobación de la misma, por parte de la comunidad escolar que integra los mismos.  Centros, donde nadie se plantea, ni de lejos, una vuelta atrás. Pregunten a niños y mayores, por favor, pregunten!!!. Centros, donde el rendimiento académico no ha descendido, sino que lo ha hecho el absentismo escolar. Centros, donde se han incrementado las matriculaciones procedentes de otras zonas sin este horario, y sobre todo, donde padres, profesores y niños no pueden plantearse la marcha atrás. ¿Acaso nos toman por tontos?. Prefiero no responder…

                Malo es que se inventen o manipulen datos, que se mezclen inspectores, directores y padres, que nunca se reunieron en conjunto. Peor es que algunas Federaciones que dicen representar a padres de más de 500 centros, nunca se hayan sentado a hablar con estos, que no hayan preguntado sus inquietudes ni valorado sus respuestas, pues nunca ha habido preguntas que responder porque simplemente no se han realizado, nada más lejos de la realidad. Pero sin duda, peor resulta desmantelar con un solo plumazo, el trabajo de centros escolares, siempre públicos, que casualidad, dejando por el suelo sus retos y aptitudes pedagógicas, con un fin sin aparente explicación para el ciudadano de a pie, que simplemente se pregunta por qué vuelven a jugar con nosotros, con nuestros hijos, con su educación. Por qué no se respeta a aquellos que han elegido libremente; por qué a otros no se les deja ni si quiera elegir. ¿A caso vivimos en otro siglo diferente y no consigo darme cuenta?. Quizás sea eso. Quizás, mi profesión, la de historiador y arqueólogo me juegue malas pasadas personales y simplemente crea estar viviendo en otra época, en la que no era posible elegir, en la que la educación estaba destinada a unos pocos, o en la que las enseñanzas eran dirigidas y enderezadas a golpe de fusta. No sé, quizás simplemente sea un problema de Mala Educación contra la que nuestros padres y abuelos lucharon para conseguir todo lo que ahora estamos perdiendo de nuevo.